Escribir

Cuervo

No tengo que explicarte
el por qué tú eres bella.
¿No te basta, insensata,
mi pellizco en tu oreja?

Roncería

Abrázame a traición, si acaso sientes
que, de tanto bregar, mi alma olvida
el camino hacia el sol y la simiente,
la alegría del aullar al nuevo día.

Ana

Si me ves perdido, devuélveme a Ana:
por mucho que trate de nuevo el hallarla
puede que esté roto y que eche en falta
el trozo olvidado de saber qué me pasa…

Perdona mis ausencias

Perdona mis ausencias, pero es que no puedo
estar constantemente pendiente de tu olvido.
Porque, aunque esté aquí estoy haciendo algo
en mi mente que aún ni sé, ni puedo ya decirlo…

Tic, tac…

De buena manera y con malos modales
te has empeñado en robarme mi tiempo
cuando todo lo demás lo cedo y dono.
No eres tonta, mi vida: solo eso concedo…

La justa medida

En la medida justa de lo que ya no puedo
haré lo indecible para ganar tus sueños.
Sé que es imposible, pero me sé terco
y presto a luchar con gigantes inmensos…

¡Únete a la tropa!

Scroll al inicio
Ir arriba