Séptimo día

.

Dejo libre a la musa los domingos.
¡Vacaciones!—gritó ella tan contenta
que no quise detenerla y aun pedirle
unas pocas migajitas de sus letras.

Vaya usted a saber con cual amante
pasará ella el tiempo en que me deja:
sé de hogares más calientes y propicios
y conozco de tinteros más poetas.

Mas si ella parte así, de buena gana
yo no soy quien debiera retenerla.
Al contrario, allanando los caminos,
es la forma más sencilla de que vuelva.

Así pues, hora a hora, verso a verso,
contaré esos minutos que me restan
para que esa musa, que lleva cascabeles
tintinee su reclamo ante mi puerta.

–Álex Padrón, 9 enero 2023

Si llegaste hasta aquí, dame un like (que sé que ta ha gustado). O déjame un comentario. O comparte esta entrada en tus redes sociales, para que otros me conozcan. Pero si realmente quieres ayudarme, puedes comprar alguno de mis cuadernos de poesía. Los enlaces para hacerlo están acá abajo:

Los mapas del tiempo, Editorial Primigenios 2019

El rosario del hombre de ceniza, Editorial Primigenios 2020

Thanatos y Eros, Editorial Primigenios 2021

La disyuntiva de la margarita. Revista Azahar 82, 2022

.

2 comentarios en “Séptimo día”

  1. Un reclamo poético, deslumbrante. Llamará la musa a tu puerta ante tan bellos versos? Claro que si…

    Cómo pasar de largo,
    si las vacaciones
    no son eternas;
    quizás piense un poco
    y llame de nuevo a su puerta.

    Preciosa poesía, saludos

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Únete a la tropa!

Scroll al inicio
Ir arriba
A %d blogueros les gusta esto: