Respira hondo

¿Adónde te has marchado, so insensata,
que me has abandonado así a mi suerte?
¿No ves ya que sin tu apoyo no soy nada?
¿Qué me tientas al abismo de perderme?

Medidas higiénicas

He alistado la casa para cuando regreses:
sacudido al detalle y limpiado los muebles,
cocinado con arte y mejor de las suertes
ese plato caliente, que bien sé te apetece…

Cambiando de polo

Cuando ya no te acomoden los horarios
o te quejes que de tiempo tienes poco,
notarás que en el vacío que es tu vida
se abrirá una ventana hacia otro polo…

Finales felices

Yo soy de ese tipo peculiar de románticos que adoran los finales felices. Así que, por cliché que parezca, tomo asiento en el banco del parque y me dedico a contemplar por igual niños y palomas..

Mi fortaleza

Aunque traten, no pueden conmigo
las desgracias, que tanto quisieran
que me rinda y anegue mis pasos,
que me hunda y de la vida reniegue…

Ir arriba