Todos al tren

.

Mucho temo que las noches no me bastan,
como apenas tengo tiempo en estos días
para hacer todas las cosas que preciso
y soñar con las quimeras que querría.

Si insuflase a los minutos esta ansía
que voraz va y me consume, ¿que vendría?
¿Tendría acaso el tiempo justo de perderme
y encontrarte entre raíles y en las líneas?

Y yo así voy, fogonero de mis suertes,
pasajero, conductor y guardavía.
Ferromozo, maquinista y sobrecargo
de este tren que igual rueda o descarrila
en renglones que parecen vías férreas,
en palabras como carros que se apilan.

Pero incluso si las lunas quedan cortas
y las manos van más lentas, doloridas,
seguiré empujando terco los vagones
si con eso te regalo poesías.

Vengan pues esas ideas que me rondan:
alinéense, no atropellen, hagan fila,
para cuando mi amor abra los ojos,
yo me pierda en la estación de su sonrisa.

– Álex Padrón, agosto 2021

Reto, Enumeración.

Si llegaste hasta aquí, dame un like (que sé que ta ha gustado). O déjame un comentario. O comparte esta entrada en tus redes sociales, para que otros me conozcan. Pero si realmente quieres ayudarme, puedes comprar alguno de mis cuadernos de poesía. Los enlaces para hacerlo están acá abajo:

Los mapas del tiempo, Editorial Primigenios 2019

El rosario del hombre de ceniza, Editorial Primigenios 2020

Thanatos y Eros, Editorial Primigenios 2021

La disyuntiva de la margarita. Revista Azahar 82 (descarga gratis)

.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba
A %d blogueros les gusta esto: