Al llegar a los 60

.

Ya no sé si la suerte me depare
acudir a mi cita a los sesenta:
cada día más me cuesta levantarme,
cada noche me discurre la más lenta.

Bien ya sé que los dolores son mi culpa:
son las cargas que asumí y pasan cuenta
por aquellos, mis desmanes de un pasado
que un presente enjuiciado ahora lamenta.

Más, incluso, a pesar de los pesares,
me levanto y me lanzo a las tormentas.
Ya vendrán las buenas causas a impulsarme,
correrán mis obras buenas a la imprenta.

¿Qué me importan los fantasmas anteriores
si eres tú quien les rellena la osamenta?
Aunque plata ya me cubra los cabellos,
es con oro que mi alma juramenta.

Porque sé que tú me esperas, sonriente,
siempre presta a perdonarme las afrentas.
Si tú aguardas, ya sacudo mis solapas
y allá voy, si es tu risa quién me alienta.

–Álex Padrón, junio 2022

Si llegaste hasta aquí, dame un like (que sé que ta ha gustado). O déjame un comentario. O comparte esta entrada en tus redes sociales, para que otros me conozcan. Pero si realmente quieres ayudarme, puedes comprar alguno de mis cuadernos de poesía. Los enlaces para hacerlo están acá abajo:

Los mapas del tiempo, Editorial Primigenios 2019

El rosario del hombre de ceniza, Editorial Primigenios 2020

Thanatos y Eros, Editorial Primigenios 2021

La disyuntiva de la margarita. Revista Azahar 82 (descarga gratis)

.

4 comentarios en “Al llegar a los 60”

  1. Muy bella poesía.
    Yo que estoy haciendo equilibrios en el filo ya de esa etapa, esta frase me representa mucho:
    «me levanto y me lanzo a las tormentas»
    Las mañanas suelen ser cuesta arriba, hasta que llega la noche, mi refugio.
    Un abrazo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba
A %d blogueros les gusta esto: