Tinta y paz

.

Con la luz de un nuevo día yo agradezco
los minutos que le quedan al tintero:
es tan hondo y tan negro que desisto
de sondearlo, y prefiero sorprendernos.

Así entonces, cada golpe de la pluma
vuela libre en sus trazos por el viento.
Aunque monte en brutal galimatías
por lo menos su razón no es el silencio.

Doy las gracias además por quien me oye
y pretende adivinarme lo que pienso.
Por favor, si es que un día me descifras,
ven y explica mi maraña de tormentos.

Yo por suerte decidí que no me vale
cuestionarme, ni sufrir confinamientos,
ni perder mi tiempo en vanas inquietudes
ni tratar de comprender el universo.

Más me sirve despojar de telerañas
a la breve carcasa donde cuelgo
mi cabeza, que va siempre desvalida
a cazar las alegrías que no tengo.

Y no hay rima que me quite la impaciencia
ni demora que me tuerza el derrotero:
cada alba me levanto, decidido,
a encontrarme con la paz de mi tintero.

–Álex Padrón, junio 2022

Si llegaste hasta aquí, dame un like (que sé que ta ha gustado). O déjame un comentario. O comparte esta entrada en tus redes sociales, para que otros me conozcan. Pero si realmente quieres ayudarme, puedes comprar alguno de mis cuadernos de poesía. Los enlaces para hacerlo están acá abajo:

Los mapas del tiempo, Editorial Primigenios 2019

El rosario del hombre de ceniza, Editorial Primigenios 2020

Thanatos y Eros, Editorial Primigenios 2021

La disyuntiva de la margarita. Revista Azahar 82 (descarga gratis)

.

2 comentarios en “Tinta y paz”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Únete a la tropa!

Ir arriba
A %d blogueros les gusta esto: