Brasa y llama

.

Me he cansado de esperar por ese aliento
que me saque las cenizas de las calzas:
si venía manteniendo lento el fuego,
es momento que me erija como llama.

Tanto tiempo estuve a base de rescoldos
que de pronto me creí tan solo brasa:
sin madera para arder, tan solo un poco
de carbón para quemar en baja flama.

Y es verdad que debería, antes que arda,
revisarme a por migajas y por zarzas,
pues después de la escoria que he quemado
hoy podría bien tiznar todas las bazas.

Más, ¿qué importa, si entre denso humo
brotarán también las chispas que señalan
que no he muerto, a pesar de los esfuerzos
de cegarme y que me vaya a la estacada?

Vengan, pues, a mí las fuerzas que no tengo
y esas letras que aún están atragantadas:
que hoy acuda la osamenta que sostiene
los rescoldos de esta pira mal atada:

No preciso más audiencia que mi mismo,
en silencio se oirá mi voz que clama:
Desde hoy, ya me he hartado de ser brasa.
Por el tiempo que me queda, seré llama.

–Álex Padrón, enero 2023

Si llegaste hasta aquí, dame un like (que sé que ta ha gustado). O déjame un comentario. O comparte esta entrada en tus redes sociales, para que otros me conozcan. Pero si realmente quieres ayudarme, puedes comprar alguno de mis cuadernos de poesía. Los enlaces para hacerlo están acá abajo:

Los mapas del tiempo, Editorial Primigenios 2019

El rosario del hombre de ceniza, Editorial Primigenios 2020

Thanatos y Eros, Editorial Primigenios 2021

La disyuntiva de la margarita. Revista Azahar 82, 2022

.

1 comentario en “Brasa y llama”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Únete a la tropa!

Scroll al inicio
Ir arriba
A %d blogueros les gusta esto: