Mientras voy a la deriva de mi cuerpo
a través de un río suave va cantando
para mí, un coro de dulces odaliscas
que me cuentan las hazañas del pasado…