Cuando las voces son tantas, suenan como el rugido de un motor a reacción…