Al aire en que vuelas

.

Es idiota aferrarse a lo que ha muerto:
no se puede sacar agua de las piedras.
Sin embargo, yo confío ciegamente,
que tu amor nunca flaquea, ni me deja.

Ya lo sé: “¡mal que haces tú en fiarte
y dejar que te traicionen sin dar guerra!”.
Más prefiero descansar así, tranquilo,
que me cieguen los demonios que te celan.

Si los dejo, el menor de mis problemas
es perderte, porque puede que te pierda
al quitarte esas alas, que ame libres,
y mis celos te las llenen de cadenas.

Así pues, yo no quiero retenerte
más allá del momento en que tú quieras
ir de manos y sentir que yo te atrapo
si resbalas, si flaqueas o vas lenta.

Si te basta, aquí espero en nuestra nave
que los sueños hoy germinen y se crezcan:
es de sabios aferrarse a una esperanza,
a sabiendas que también a ella te aferras.

–Álex Padrón, abril 2022
.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba
A %d blogueros les gusta esto: