Llorando un sueño

.

Esta voz triste y cansina que me queda
del temor de haber pensado demasiado
es lo único que puedo ahora yo ofrecerte:
postrer carta para que sigas a mi lado.

Por desgracia, las quimeras se resisten
a quedarse mucho tiempo entre mis manos.

Son más dadas a peinarse las melenas,
repostar, curarse heridas y quebrantos
para luego convertir la nube en polvo
cuando marchan bien altivas, aleteando.

Pero yo me encasillo aquí en mis trece,
aunque ardan en las palmas picotazos.

Ya veremos si nos surgen las alquimias,
la fantasía tiene a bien hacerme caso
y permita a este sueño que me invento
tenga a bien el ser dormido en tu regazo.

Si no pasa, pues cantaré a tu despedida
con voz triste de pensarte demasiado…

Que se torna más cansina con los años.
Que ya viene rebajada mil octavos.
Pero firme aún se niega a que la callen,
y orgullosa grita al viento que te amo.

Álex Padrón, Diciembre 2020

Si llegaste hasta aquí, pues dame un me gusta, ¡bien sabes que es verdad! O compártelo en tus redes sociales, para que tus amigos se enteren. O rebloguéalo.

Pero si realmente te gustan mis poemas, anímate a apoyarme en serio y compra mis cuadernos de poesía:

Los mapas del tiempo, Editorial Primigenos 2019

El rosario del hombre de ceniza , Editorial Primigenos 2020

.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba
A %d blogueros les gusta esto: