Crío cuervos

.

A pesar que en realidad puedan picarte
nunca temas del criar cuervos intentarlo.
Son guardianes en la más oscura noche
y fantasmas que aletean los espantos.

Un cuervo es mensajero de lamentos,
pero quedará a tu lado si lo has cobijado.
Aunque grazne su mensaje permanente,
hace suyas tus desdichas, tu pasado…

Muchos cuervos han venido a mi puerta
y aunque cada uno de ellos ha marchado,
no voy hoy por las heridas recordarlos:
yo los pienso como parte de mi hado.

Así, cuervos hago acopio como amigos
y los nutro con pedazos de mis manos,
aliso presto la negrura de sus plumas,
y ellos hablan de sus penas y quebrantos.

Ten un cuervo como humano sustituto,
que ilumine hoy lo oscuro de tus pasos.
Si por desgracia no puedes conseguirlo,
recuerda que un buen totí es negro y sano.

–Álex Padrón, abril 2022
.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba
A %d blogueros les gusta esto: