Dulce olvido

.

La primera vez fue un beso consensuado.
Sin presión, habíamos pactado y así resuelto
que de inicio no mediaran las palabras,
ventilando tantas noches de desvelo.

La segunda, eché mano a la osadía
esperando que no fuese atrevimiento:
fue tan breve y fugaz aquel contacto
que debía comprobar si no era un sueño.

Las siguientes yo te juro que no quise
detenerme en el reposo de tus besos.
Pero eran tan intensos, seductores,
que no pude despedirme sin tenerlos.

Queda pues en mí el regusto de tus labios
y el recuerdo de abrazarte… más yo quiero
que olvidemos esos besos que nos dimos
y revivan como nuevos cada encuentro.

–Álex Padrón, junio 2022

Si llegaste hasta aquí, dame un like (que sé que ta ha gustado). O déjame un comentario. O comparte esta entrada en tus redes sociales, para que otros me conozcan. Pero si realmente quieres ayudarme, puedes comprar alguno de mis cuadernos de poesía. Los enlaces para hacerlo están acá abajo:

Los mapas del tiempo, Editorial Primigenios 2019

El rosario del hombre de ceniza, Editorial Primigenios 2020

Thanatos y Eros, Editorial Primigenios 2021

La disyuntiva de la margarita. Revista Azahar 82 (descarga gratis)

.

1 comentario en “Dulce olvido”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Únete a la tropa!

Ir arriba
A %d blogueros les gusta esto: