Errores absolutos

.

Te prohíbo, de plano, que perdones
los errores que se vayan escapando:
nunca aceptes que mi alma esté ausente
si mi cuerpo es el que yace aquí a tu lado.

No toleres que extravíe la mirada
cuando más requieras tú de mis dos manos.
Si mis actos son los de un vil escapista,
tus certezas de seguro he traicionado.

Tienes todo el derecho de quejarte
si me ves por la vida alcoholizado,
pues si ando extraviándome a mí mismo,
¿qué bien yo podría hacerte, enajenado?

Muchos menos me toleres, hoy ni nunca,
si hay olores de las otras en mi cuarto:
si algún día voy y rompo tu confianza
significa que mi amor ya ha claudicado.

Así pues, no eres juez, ni sacerdote
con poder de absolverme los pecados.
Porque mutuo es el contrato vinculante
de quien se entrega y espera ser amado.

Con la misma convicción, yo te aseguro:
si me dueles, iré de a poco rebajando
las cadenas y las cintas invisibles
conque das a este hombre por sentado…

Si me olvido del placer de tu presencia,
yo prefiero que me mandes al carajo.

–Álex Padrón, abril 2022.

Publicado por la Revista Poética Azahar, número 118, 2022, España.

Si llegaste hasta aquí, dame un like (que sé que ta ha gustado). O déjame un comentario. O comparte esta entrada en tus redes sociales, para que otros me conozcan. Pero si realmente quieres ayudarme, puedes comprar alguno de mis cuadernos de poesía. Los enlaces para hacerlo están acá abajo:

Los mapas del tiempo, Editorial Primigenios 2019

El rosario del hombre de ceniza, Editorial Primigenios 2020

Thanatos y Eros, Editorial Primigenios 2021

La disyuntiva de la margarita. Revista Azahar 82 (descarga gratis)

.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba
A %d blogueros les gusta esto: