Homenaje matutino

.

Quiero sepas que aún, cuando despierto
te dedico un pensamiento cada día.
Me pregunto cómo ha sido hoy tu sueño
y reviso si en los míos no estarías.

Luego cuelo un café, medio dormido,
y separo esa taza azul que preferías,
y me riño, sabedor de que tu ausencia,
duerme aún en nuestra cama compartida.

Ya no pienso con dolor en mis quebrantos.
Ya la ira se marchó, también la dicha:
van de manos, discutiendo como antaño,
tú y yo nos caminábamos la vida.

A mi lado solo queda la tristeza
que yo espanto, aunque bien yo la sé mía:
es brutal, amarga, cruel, pozo de aceite
donde mueren los recuerdos del que olvida.

Y es por eso que prometo recordarte:
yo no quiero ver tu luz enmohecida.
¡Qué se vaya la tristeza pal carajo!
Tu memoria solo arranca una sonrisa.

–Álex Padrón, agosto 2022

Si llegaste hasta aquí, dame un like (que sé que ta ha gustado). O déjame un comentario. O comparte esta entrada en tus redes sociales, para que otros me conozcan. Pero si realmente quieres ayudarme, puedes comprar alguno de mis cuadernos de poesía. Los enlaces para hacerlo están acá abajo:

Los mapas del tiempo, Editorial Primigenios 2019

El rosario del hombre de ceniza, Editorial Primigenios 2020

Thanatos y Eros, Editorial Primigenios 2021

La disyuntiva de la margarita. Revista Azahar 82 (descarga gratis)

.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Únete a la tropa!

Ir arriba
A %d blogueros les gusta esto: