La disyuntiva de la margarita

.

Gracias a esta dorada incertidumbre natural
no puedo saber si me quieres o tal vez no,
pero vamos a averiguarlo en este viejo juego
donde pares y nones son igual de probables.

Comenzaré con un “me quiere”, con optimismo,
y pondré en la balanza tu sonrisa, tu voz tierna,
tu alegría al verme, y esa ansiedad tan evidente
que aparece en los besos de tus labios cuando
se revuelcan con los míos y se mezclan.

Pero también puede que por momentos prevalezca
el “no me quiere”, porque a veces adivino al mirarte
que te quedas pensativa y hasta triste, creo yo que
comparándome con amores mustios que han partido
dejando huellas de deseo, decepción y algo de hastío.

Pero devuelve mi optimismo el próximo “me quiere”
que llega al pétalo siguiente, con la elección del río
que fluye siempre por el mismo cauce, sereno y manso
pero igual de inexorable, de firme y decidido
a decir que he esperado suficiente, que aquí estoy y siempre sigo,
y me sobran tiempo y ganas y paciencia para que elijas,
ser de forma voluntaria mi sol, mi luna y mi camino.

Claro, puede ser que la respuesta que se esconde tácita
en la  incertidumbre de pares y nones sea la que siempre esquivo.
Pero cómo el tiempo atrás ya lo he borrado y va vencido
(y no tengo idea de lo que al reloj de arena se ha añadido),
no voy a fijarme entonces en la cifra de la cuenta regresiva.

Prefiero dejarme sorprender, pues también es muy posible
que la una simple margarita baste y dure para toda la vida.
Así que, en vez de deshojarla, usaré ese tiempo con más tino:
Voy a amarte con la ternura que me quede.
Llenaré de alegría cuanto pueda los vacíos.
Me haré tiza para marcar la línea divisoria.
Y al carajo con todos tus fantasmas,
porque allá mando también los que son míos.

Te regalo pues esta margarita de posibilidades infinitas.
Si le faltan pétalos, es que me los he comido.

–Álex Padrón, octubre 2019

Si llegaste hasta aquí, dame un like (que sé que ta ha gustado). O déjame un comentario. O comparte esta entrada en tus redes sociales, para que otros me conozcan. Pero si realmente quieres ayudarme, puedes comprar alguno de mis cuadernos de poesía. Los enlaces para hacerlo están acá abajo:

Los mapas del tiempo, Editorial Primigenios 2019

El rosario del hombre de ceniza, Editorial Primigenios 2020

Thanatos y Eros, Editorial Primigenios 2021

La disyuntiva de la margarita. Revista Azahar 82 (descarga gratis)

.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Únete a la tropa!

Ir arriba
A %d blogueros les gusta esto: