Mirando a levante

.

Dulce estrella de luz, yo te confieso
que ya por mucho tiempo te persigo:
obviando la belleza de lo simple,
recibiendo tus desdenes más altivos.

Así voy siempre a ti, con ojos fijos,
prestos a quemarlos por un guiño.
Crecí de a poco, esperanzando,
en que al seguirte digno y alto,
(¡Qué error mío)
mi sombra oscureciese tus caprichos.

Pero marchas tan aprisa por el cielo,
que medio día no te basta para un mimo.
Y te pienso por las noches, cabizbajo,
esperando que mañana sea visto…
una y otra vez, y tú me ignoras
en ocho acostado y ciclo repetido.

Ahora entiendo, mi estrella, que al final
nunca la adoración es buen camino.
No seré jamás el último ni el único
en seguir tu estela al precipicio.

Por lo tanto, hoy por fin he decidido
a mirar solo a levante, saludarte,
y que en soledad prosigas tu camino.

Yo estaré bien: he comprendido
que dejándote marchar al fin recibo
los cuidados de esa muchacha tierna
que me quiso y siempre me ha querido.

Adicta al girasol, ella me besa
con la misma pasión que yo te miro.

-Álex Padrón, septiembre 2019

Si llegaste hasta aquí, dame un like (que sé que ta ha gustado). O déjame un comentario. O comparte esta entrada en tus redes sociales, para que otros me conozcan. Pero si realmente quieres ayudarme, puedes comprar alguno de mis cuadernos de poesía. Los enlaces para hacerlo están acá abajo:

Los mapas del tiempo, Editorial Primigenios 2019

El rosario del hombre de ceniza, Editorial Primigenios 2020

Thanatos y Eros, Editorial Primigenios 2021

La disyuntiva de la margarita. Revista Azahar 82 (descarga gratis)

.

2 comentarios en “Mirando a levante”

  1. ¡Qué bonita poesía! me ha gustado mucho y eso que yo no soy mucho de poesías Alex. El final es un poco triste ya que al parecer esa devoción no se termina, tan solo se hace a un lado, no me parece justo para la chica del girasol. Así es la vida.

    1. Es cierto, pero los amores no correspondidos son difíciles de arrancar de cuajo. Pero sí que se pueden apartar para dar camino a nuevos cariños, que con el tiempo pueden hacerte olvidar a quienes no te correspondieron en tus sentimientos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba
A %d blogueros les gusta esto: