Roncería

.

Abrázame a traición, si acaso sientes
que, de tanto bregar, mi alma olvida
el camino hacia el sol y la simiente,
la alegría del aullar al nuevo día.

No es orgullo el no pedirte la caricia:
es el tiempo correteando en las orillas
el tirano, que devora mis palabras
y las sella en la garganta sin decirlas.

Y quizás me preocupo en mis excesos
y tal vez cuidarme más yo debería
de las sombras caprichosas que me cercan,
y me quitan los deseos de la vida.

Si es así, ven y rodéame en tus brazos,
deja claro que no quieres mi partida.
Hazme ver desde el fondo de tus ojos
que te traigo a diario la alegría.

Y si ves que amanezco hoy contento,
con la fuerza de gigantes, sin desdichas,
pues igual agradezco que me abraces:
así sé cuán grande abarcan tus manitas.

–Álex Padrón, enero 2032

Si llegaste hasta aquí, dame un like (que sé que ta ha gustado). O déjame un comentario. O comparte esta entrada en tus redes sociales, para que otros me conozcan. Pero si realmente quieres ayudarme, puedes comprar alguno de mis cuadernos de poesía. Los enlaces para hacerlo están acá abajo:

Los mapas del tiempo, Editorial Primigenios 2019

El rosario del hombre de ceniza, Editorial Primigenios 2020

Thanatos y Eros, Editorial Primigenios 2021

La disyuntiva de la margarita. Revista Azahar 82, 2022

.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Únete a la tropa!

Scroll al inicio
Ir arriba
A %d blogueros les gusta esto: