Sentimentalmente grotescos

.

Entre un “ni hablar” y el “se puede y lo deseo”
veremos, con el paso del tiempo y si podemos,
en qué forma nos vamos de a poco deshaciendo
de ese miedo horrible, que ambos nos tenemos.

El tuyo es comprensible, con tantos malos juegos
que has tenido que aprender a golpe de perderlos.
Con tus tiernas dependencias de cariños y afectos
que te traen de cabeza, pero tan bella te hicieron.

En mi triste caso, no sé si amarte puedo o quiero
pues al penetrar corazas que sufrieron, claro temo:
y mi tacto ya no es firme, ni mi pulso es certero.
¿Si queriendo arreglar, entonces voy rompiendo?

No obstante, si así lo quieres, podemos conocernos
hasta que logremos cumplir ambos nuestros sueños:
El tuyo, vagar lanzada como una cometa al viento.
El mío, de guiar la pita… para que no pierdas vuelo.

–Álex Padrón, marzo 2021

Si llegaste hasta aquí, pues dame un me gusta, ¡bien sabes que es verdad! O compártelo en tus redes sociales, para que tus amigos se enteren. O rebloguéalo.

Pero si realmente te gustan mis poemas, anímate a apoyarme en serio y compra mis cuadernos de poesía:

Los mapas del tiempo, Editorial Primigenios 2019

El rosario del hombre de ceniza , Editorial Primigenios 2020

Thanatos y Eros, Editorial Primigenios 2021

.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Únete a la tropa!

Ir arriba
A %d blogueros les gusta esto: