Temores y deseos

.

Escuchar ambivalencias afectivas
es la última defensa a mis abrazos.
No te enojes si tu frase causa risa,
más no puedo dejarla de soslayo.

Interpreto que me dices realmente
que me temes y me amas todo el rato,
que a pesar de desearme –y me deseas–
van pasión y resquemores enfrentados.

Ante tales argumentos, ¿qué contesto?
Solo puedo acariciarte con mis manos,
si no puedes o no quieres en mis ojos
encontrar esa respuesta que has buscado.

Si te inflamo la piel, mía es la culpa:
corren raudos los ríos y los pájaros
en mis brazos y palmas, tras los dedos
prestos tanto a inundarte como al canto
que convenza a tu arista reticente
de la cruel sinceridad de mi reclamo.

Poco a poco ya se inclina la balanza
que con tanta rimbombancia has designado:
no recuerdo si era dualidad o ambivalencia,
dicotomía, división, duplo, destajo,
simetría, nivel, pareja o sesgos,
duda, nervios, partición u otros yerbajos.

Sólo sé que ahora gimes, desvalida,
al calor que se escapa de mis manos.

-Álex Padrón, Thanatos y Eros,
Editorial Primigenios 2021

Si llegaste hasta aquí, pues dame un me gusta, ¡bien sabes que es verdad! O compártelo en tus redes sociales, para que tus amigos se enteren. O rebloguéalo.

Pero si realmente te gustan mis poemas, anímate a apoyarme en serio y compra mis cuadernos de poesía:

Los mapas del tiempo, Editorial Primigenios 2019

El rosario del hombre de ceniza , Editorial Primigenios 2020

Thanatos y Eros, Editorial Primigenios 2021

.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba
A %d blogueros les gusta esto: