Testamento hallado en una paleta

.
Photo by Yigithan Bal on Pexels.com

Quiero cuando muera me entierren en un cuadro:
que no sea un Goya, un Chagal, ni un Picasso,
pero pónganme a dormir en cualquiera esquina
que parezca que más que morir, estoy soñando.

Quiero cuando muera me entierren en pintura.
Dejo que el artista elija color, porque de plano
entre claros y oscuros me he llenado de chispas,
de tonos de rojos, azules, sobre todo blancos.
(aunque el negro universal siempre me vista)

Sobre técnicas o estilos no tengo un deseo:
otra vez dejo que sea el pincel quién decida.
Ni mural, ni lienzo, ni óleo me importan:
no pretendo un retrato, no merezco elegías.
(y no puedo costear un Bohumil Kubišta)

Así que me dejo a merced de ese que sabe,
que callado y tranquilo aceptaré lo que elija:
mientras en su pigmento mezcle mis cenizas,
mi alma inmortal siempre estará en galería.

–Álex Padrón, abril 2022
.

1 comentario en “Testamento hallado en una paleta”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba
A %d blogueros les gusta esto: