Mucho Batman, pocas nueces

.

Nada, que ya he visto al famosísimo Batman. Lo es porque ha reventado las taquillas, superando las cifras de las superproducciones del pasado año de la Warner. Ni King Kong vs Godzilla ni Dune tuvieron tal audiencia. Pero no es de extrañar y nada tiene que ver con la calidad de esta entrega del caballero oscuro.

La popularidad de la cinta es el resultado de una lección bien aprendida: lo que no se anuncia, no se vende. Y vaya que si se anunció por todos los medios habidos y por inventar como la llave de los truenos, como la película de Batman definitiva. Como la mejor de todos los tiempos.

Desde mi humilde, pero contundente opinión (más que nada porque la expreso en mi página personal y no voy a restregársela a nadie en sus narices), ni definitiva ni la mejor. Se me hizo larga, oscura por gusto (no hablo de fotografía, sino de la trama), llena de escenas sin aporte a la trama (la persecución del pingüino, por ejemplo, es solo un motivo para mostrarnos un mustang tuneado) y cursilera por instantes que parecen horas (forzadísimo el romance con Catwoman).

Mira, Bobby… no me jodas.

No estás para seducir. Y miedo, no me das.

Para los osados que dicen que el galán de turno es el que mejor se mete en la piel del murciégalo (también se puede decir así según la RAE), ejem… se les olvida que eso ya lo hizo Christian Bale en El caballero oscuro.

Si el Acertijo les pareció aterrador, el finado Heath Ledger se ríe desde su tumba de tal opinión. Eso, descontando que después del Joker de Joaquín Phoenix la parte de meterse en la piel del personaje necesita de un calibre… que don Crepúsculo no tiene.

Y sigo siendo el rey (si te gusta bien, y si no, también)

¿Lo hizo mal?

No, lo hizo normalito. Y el filme se reduce a eso: otro intento normalito de aprovechar el tirón de nuestro héroe entrañable y una campaña de marketing que le ronca el mango.

¿La recomiendo?

No puedo decir que sus casi tres horas de duración sean una pérdida de tiempo. Pero si hubiese que tenido que hacer una larga fila en un cine, me sentiría estafado.

Evaluación final: Meh.

.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Únete a la tropa!

Ir arriba
A %d blogueros les gusta esto: