Ana

.

Si me ves perdido, devuélveme a Ana:
por mucho que trate de nuevo el hallarla
puede que esté roto y que eche en falta
el trozo olvidado de saber qué me pasa.

Es que mi memoria ya va resbalada
por esa pendiente de gravilla y lava
que llaman la vida, que es cruel y desgasta,
que enturbia mis sueños y extravía pautas.

Tan solo te pido que busques a Ana
y le digas que estuve rondando la plaza
donde un día vimos, que si la abrazaba,
perdía mi traje las arrugas y manchas
que me hacían sucio y me desgarraban.
En ella confío y sé, con ella me basta,
porque bien que sabe inclinar la balanza
y con gran paciencia quitarme las zarzas.

Si me he extraviado, llevadme con Ana:
me calma la idea que basta con verla
para volver a mi mente, a mi vida plena,
donde ella, contenta, me lleva a su vera.

Y paseamos juntos, y nada hace mella,
y podemos reírnos de toda tristeza
porque no hay finales, porque siempre ella
es el punto y seguido de todas las letras.

Igual si la ves y de mí no se acuerda,
si me desconoce y no cae en la cuenta
de que me ha perdido y llora mi ausencia…
lo mismo te imploro, devuélveme a ella.

Puede que no sepa que su nombre es Ana
y camine en la plaza sin saber quién sea.
Quizás baste un abrazo para que recuerde
que yo siempre la busco entre cada estrella.

–Álex Padrón, 3/22/2022
.

1 comentario en “Ana”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba
A %d blogueros les gusta esto: