Contando lunares

.

Esa soledad sorda que dejas a tu paso,
esos lunares que contamos en tu espalda,
son presagio de tormentas que amenazan
derrumbarme esa paz que me arrebatas.

Es por eso que desgrano los minutos
que separan un encuentro que demanda
mucho más que un café o un “buenos días”
y una frase en cien idiomas que te cantan.

Habrá mucho de animal en esa entrega,
no lo niego, pues las ganas no me faltan
de arrancarte a jirones las cobijas
y erigirme el jinete entre tus nalgas.

Ya tendremos un futuro para juegos,
sutilezas, detalles, mieles sacras
que lamer de la dulzura de tu cuerpo
y cambiar por mi sudor en las mañanas.

Ya verás, que cuando en andas yo te bese,
valdrán poco estas esperas y distancias
que impones desde el fondo de tus miedos
a que sea yo quien rompa tu atalaya.

Es por ello que te exijo hoy me reserves
el lunar que tanto atrae y tanto me ata:
habrá un luego que te rindas y me cedas
uno a uno, los lunares que hoy contaba.

-Álex Padrón, El rosario del hombre de ceniza,
Editorial Primigenios 2020

Si llegaste hasta aquí, pues dame un me gusta, ¡bien sabes que es verdad! O compártelo en tus redes sociales, para que tus amigos se enteren. O rebloguéalo.

Pero si realmente te gustan mis poemas, anímate a apoyarme en serio y compra mis cuadernos de poesía:

Los mapas del tiempo, Editorial Primigenos 2019

El rosario del hombre de ceniza , Editorial Primigenos 2020

Thanatos y Eros, Editorial Primigenos 2021

.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Únete a la tropa!

Ir arriba
A %d blogueros les gusta esto: