Te acompaño

.

En mis sueños, a tu cama voy desnudo:
me deslizo furtivo entre las sábanas
y me dan las altas horas de la noche
desatando esos nudos en tu espalda.

Como no puedes huir de mis oníricas
en las cuales yo soy amo y tú vasalla,
yo te ordeno te desvistas silenciosa
y te rindas a mi lengua que desgarra.

Bien yo sé, al menos en mis sueños,
como suena el gemido en tu garganta,
como abrazan tus manos en mi pelo,
y laten convulsas —mías— tus entrañas.

Sé también de tu boca y de tus labios
de mis dedos en tu pelvis y en tus nalgas,
de arrastrarme a una cueva misteriosa
donde hallo esa paz que tanto ansiaba.

Es así que te agarras de mi sueño
y no dejas, inquieta, que me vaya:
aprisionas mi sombra con tus muslos
y reclamas un minuto en alabanza
al reguero de brutales sentimientos
que palpitan en tu piel…

Pequeña hada,
niña bella que llorando te despiertas,
cuando notas que, al final,
yo nunca estaba.

-Álex Padrón, El rosario del hombre de ceniza,
Editorial Primigenios 2020

Si llegaste hasta aquí, pues dame un me gusta, ¡bien sabes que es verdad! O compártelo en tus redes sociales, para que tus amigos se enteren. O rebloguéalo.

Pero si realmente te gustan mis poemas, anímate a apoyarme en serio y compra mis cuadernos de poesía:

Los mapas del tiempo, Editorial Primigenos 2019

El rosario del hombre de ceniza , Editorial Primigenos 2020

Thanatos y Eros, Editorial Primigenos 2021

.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba
A %d blogueros les gusta esto: