Endemia

.

Quizás, después de tanta rima suelta,
comienza a divisarse una esperanza.
No vemos flamear aún los pendones,
pero ya vamos observando como saltan.

No me ilusiono en demasía del tintero,
más un después ya viene a lontananza:
ese poema pugna en tintas de escaparse
y salir a correr desnudo hasta tu casa.

Aunque deba declamarse a puro ojo,
con la boca y la nariz amordazadas:
¡Los oídos no entienden de barbijos,
Poesía llora a gritos ser amada!

Ya habrá siempre un futuro más tranquilo
en que lenguas de bocas siempre ávidas
rían juntas de los males de estos tiempos,
que, como todos ellos, siempre pasan…

De momento, una taza llena de paciencia
para Espera, que se hace menos ancha.

–Álex Padrón, El rosario del hombre de ceniza,
Primigenios 2020

Si llegaste hasta aquí, pues dame un me gusta, ¡bien sabes que es verdad! O compártelo en tus redes sociales, para que tus amigos se enteren. O rebloguéalo.

Pero si realmente te gustan mis poemas, anímate a apoyarme en serio y compra mis cuadernos de poesía:

Los mapas del tiempo, Editorial Primigenos 2019

El rosario del hombre de ceniza , Editorial Primigenos 2020

Thanatos y Eros, Editorial Primigenos 2021

.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba
A %d blogueros les gusta esto: