Mía es la venganza

.

Voy a poner las letras en sus moldes
para que veas así que no he cambiado:
aunque mucho me moleste la distancia,
eso no quiere decir que no te extraño.

Es inmensa mi culpa, sí, lo reconozco
por no siempre pensar por duplicado.
Soy feroz y egoísta con mis ruegos,
como tú vas dormida a los reclamos.

No te juzgo: lo entiendo, necesitas
de tu tiempo que es finito, atesorado
por aquellos que no saben lo que vale
por los muchos que no saben apreciarlo.

Ve tú tranquila: desde ahora te prometo
que negaré esos segundos tan preciados
en qué pides a gritos que te bese.
Con vena cruel, prometo disfrutarlos.

Así es como reiré sobre tus lágrimas,
y pronto te daré lo que has soñado.
Para que veas cuanto duelen tus ausencias.
Para que un beso te asegure que te extraño.

–Álex Padrón, El rosario del hombre de ceniza, Primigenios 2020

Si llegaste hasta aquí, pues dame un me gusta, ¡bien sabes que es verdad! O compártelo en tus redes sociales, para que tus amigos se enteren. O rebloguéalo.

Pero si realmente te gustan mis poemas, anímate a apoyarme en serio y compra mis cuadernos de poesía:

Los mapas del tiempo, Editorial Primigenos 2019

El rosario del hombre de ceniza , Editorial Primigenos 2020

Thanatos y Eros, Editorial Primigenos 2021

.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Únete a la tropa!

Ir arriba
A %d blogueros les gusta esto: