Estaciones frías

.

Compláceme un poco, como yo lo haría
arrancándome el verso de esta alma tibia
que reposa mustia, tan yerma y vacía,
y late tan solo cuando sé que me miras.

Sé que me merezco des un poco de vida
a mis estaciones, que son siempre frías:
por ti es que intento tejerte mil rimas
para que despiertes con lindas sonrisas.

A veces, en cambio, afino mi lira
con las notas tristes que te arrancarían
un tierno suspiro, una lágrima viva
con una añoranza a esas noches mías…

En que yo te amaba y tú me querías,
en que refugiabas bajo mi cobija
alguna tristeza de un amor que hería
y que entre mis manos yo la deshacía.

Y jugabas a ser la que devolvías
la hiel y la rabia con falsas caricias.
Así me dejaste, y aunque lo sabía,
acepté que fueses mi musa y arpía.

Así que si te pido un pequeño gesto,
una pobre muestra de galantería
compláceme un poco, indúltame un día,
y déjame un rayo feliz de alegría.

–Álex Padrón, mayo 2022

Si llegaste hasta aquí, dame un like (que sé que ta ha gustado). O déjame un comentario. O comparte esta entrada en tus redes sociales, para que otros me conozcan. Pero si realmente quieres ayudarme, puedes comprar alguno de mis cuadernos de poesía. Los enlaces para hacerlo están acá abajo:

Los mapas del tiempo, Editorial Primigenios 2019

El rosario del hombre de ceniza, Editorial Primigenios 2020

Thanatos y Eros, Editorial Primigenios 2021

La disyuntiva de la margarita. Revista Azahar 82 (descarga gratis)

.

1 comentario en “Estaciones frías”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Únete a la tropa!

Ir arriba
A %d blogueros les gusta esto: