Horario y minutero

.

Amanece el nuevo día amaneciendo
y quizás me madrugó la madrugada:
aún siguen rondándome esas sombras
que oscurecen cada noche mis mañanas.

No les temo, de temores ya voy lleno,
uno más no va a inclinarme la balanza.
Tozudez y terquedad son las divisas
conque, firme, apuntalo esas escalas.

Sé muy bien que esta vida que yo vivo
no es la que requiero o que añoraba,
mas me empeño en pasarla levemente
para ver lo que este día me depara.

¿Será acaso hoy el tiempo tan propicio
en que rauda te regreses a mi casa?

No me hago ilusiones, pues de ilusos
y de locos este mundo no anda en falta.

Así pues, en el reloj veré las horas:
el horario y minutero que se marchan,
devorando a la carrera cada instante,
cada ciclo circular que me rebasa…

Y me inclina más al suelo y a la tierra
y me obliga a fijarme en cada grama
repitiéndome constante la pregunta
¿Cuál será de ellas mañana tu mortaja?

Iré pues de nuevo al lecho, cabizbajo,
a lidiar con el demonio que me mata.
Y amanece el nuevo día amaneciendo,
y otra vez me madrugó la madrugada.

–Álex Padrón, octubre 2021

Reto: Pleonasmo

Si llegaste hasta aquí, dame un like (que sé que ta ha gustado). O déjame un comentario. O comparte esta entrada en tus redes sociales, para que otros me conozcan. Pero si realmente quieres ayudarme, puedes comprar alguno de mis cuadernos de poesía. Los enlaces para hacerlo están acá abajo:

Los mapas del tiempo, Editorial Primigenios 2019

El rosario del hombre de ceniza, Editorial Primigenios 2020

Thanatos y Eros, Editorial Primigenios 2021

La disyuntiva de la margarita. Revista Azahar 82, 2022

.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Únete a la tropa!

Scroll al inicio
Ir arriba
A %d blogueros les gusta esto: