La magia de la mitocondria

.

Muy orgullosos nos sentimos por saber
–con muchas leyes y etiquetas inventadas–
cómo funciona y lo que mueve al mundo
(o, al menos, como creemos que lo haga).

Ahora que fuimos al océano más profundo
y hemos conquistado la atmósfera más alta,
¡Qué raro es que escape a nuestra ciencia
la nuestra mitocondria, pequeñísima invitada!

Sin ser aún tan nuestra, no digas “es tan mala”:
preserva su ADN, porque es muy recatada
y no quiere la asocien o confundan (enojada)
con uno de los miembros de esa especie humana.

Y come de nosotros, nuestra estabilidad abraza,
y en pago nos da fuerzas para seguir mañana,
para darnos impulso, para avivar la llama.

Simbionte lisonjero, nuestra fértil aliada…
¿No eres como ella, compartes esa magia,
bella muchacha tierna que duermes en mi cama?

–Álex Padrón, abril 2022

Si llegaste hasta aquí, dame un like (que sé que ta ha gustado). O déjame un comentario. O comparte esta entrada en tus redes sociales, para que otros me conozcan. Pero si realmente quieres ayudarme, puedes comprar alguno de mis cuadernos de poesía. Los enlaces para hacerlo están acá abajo:

Los mapas del tiempo, Editorial Primigenios 2019

El rosario del hombre de ceniza, Editorial Primigenios 2020

Thanatos y Eros, Editorial Primigenios 2021

La disyuntiva de la margarita. Revista Azahar 82 (descarga gratis)

.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Únete a la tropa!

Ir arriba
A %d blogueros les gusta esto: