La plegaria del beduino

.

El erial de mis silencios está lleno de espejismos:
a veces no me los creo, otras, corro tan fuerte
que rompen mis pies el piso… ¿O era al revés?
¿qué las piedras del camino desollaban mis zapatos
dejándome en los huesos vivos?

Y resoplaba y gemía, mientras rengueaba, plomizo,
como uno de esos días en que no veo espejismos.

Pero una nueva ilusión me volvía a dar los bríos
Y a veces, tan solo a veces, llegaba a un lugar tranquilo:
un oasis de desierto que era muy grande o muy chico
más tenía la esperanza de lograr ya mi descanso…

Pero el tiempo inexorable, sea mucho, sea chico,
diluía las palmeras y ensuciaba los carrizos.
No niego que algunas veces sea yo el que necesito
que se borre la esperanza y se haga de piedra el piso
para que en humo y en arena se diluya el espejismo.

Para renguear cabizbajo, por ese, mi erial plomizo
que destroza mis zapatos y quema mis huesos vivos:

Porque quiero recordarme mis errores y mis vicios,
porque tengo la esperanza y la fe que tú, dulce espejismo,
estás también condenada a vagar por mi camino.

Y juntos navegaremos en pos de nuestros destinos,
hasta hallar ese lugar y ese tiempo que es preciso
y seamos oasis digno, pero de nosotros mismos.

Álex Padrón, Los mapas del tiempo,
Editorial Primigenios 2019

Si llegaste hasta aquí, dame un like (que sé que ta ha gustado). O déjame un comentario. O comparte esta entrada en tus redes sociales, para que otros me conozcan. Pero si realmente quieres ayudarme, puedes comprar alguno de mis cuadernos de poesía. Los enlaces para hacerlo están acá abajo:

Los mapas del tiempo, Editorial Primigenios 2019

El rosario del hombre de ceniza, Editorial Primigenios 2020

Thanatos y Eros, Editorial Primigenios 2021

La disyuntiva de la margarita. Revista Azahar 82 (descarga gratis)

.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba
A %d blogueros les gusta esto: