Moneda sin cambio

.

¿Qué puedo hacer? No tienes tiempo,
y en eso no hay persona que decida
más allá de prioridades o perjuicios…
por mucho que me empeñe y te persiga.

Ante esa verdad, ya no hay misterios:
no hay más esperanzas que perdidas
horas esperando que un resquicio
me aparezca, y después la despedida.

Así pues, prefiero el no quererte robar
esos minutos tan preciosos a tu vida.
Arrancarlos tal parece que te duelen.
Mendigarlos me rebaja y me denigra.

Ya vendrá el momento que dediques
a pintar color en las horas de desidia:
te confieso que esperaba ser el lienzo,
pero igual soy un boceto que tú tiras.

¿Qué puedo hacer? Realmente nada.
Resignarme a que sigas con tu vida
y quedarme con las huellas que dejaste
pisoteando el jardín por cuatro días.

-Álex Padrón, septiembre 2020

Si llegaste hasta aquí, dame un like (que sé que ta ha gustado). O déjame un comentario. O comparte esta entrada en tus redes sociales, para que otros me conozcan. Pero si realmente quieres ayudarme, puedes comprar alguno de mis cuadernos de poesía. Los enlaces para hacerlo están acá abajo:

Los mapas del tiempo, Editorial Primigenios 2019

El rosario del hombre de ceniza, Editorial Primigenios 2020

Thanatos y Eros, Editorial Primigenios 2021

La disyuntiva de la margarita. Revista Azahar 82, 2022

.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Únete a la tropa!

Scroll al inicio
Ir arriba
A %d blogueros les gusta esto: