Moneda sin cambio

.

¿Qué puedo hacer? No tienes tiempo,
y en eso no hay persona que decida
más allá de prioridades o perjuicios…
por mucho que me empeñe y te persiga.

Ante esa verdad, ya no hay misterios:
no hay más esperanzas que perdidas
horas esperando que un resquicio
me aparezca, y después la despedida.

Así pues, prefiero el no quererte robar
esos minutos tan preciosos a tu vida.
Arrancarlos tal parece que te duelen.
Mendigarlos me rebaja y me denigra.

Ya vendrá el momento que dediques
a pintar color en las horas de desidia:
te confieso que esperaba ser el lienzo,
pero igual soy un boceto que tú tiras.

¿Qué puedo hacer? Realmente nada.
Resignarme a que sigas con tu vida
y quedarme con las huellas que dejaste
pisoteando el jardín por cuatro días.

-Álex Padrón, septiembre 2020

Si llegaste hasta aquí, pues dame un me gusta, ¡bien sabes que es verdad! O compártelo en tus redes sociales, para que tus amigos se enteren. O rebloguéalo.

Pero si realmente te gustan mis poemas, anímate a apoyarme en serio y compra mis cuadernos de poesía:

Los mapas del tiempo, Editorial Primigenos 2019

El rosario del hombre de ceniza , Editorial Primigenos 2020

.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba
A %d blogueros les gusta esto: