Contrato obligatorio

.

Mi soledad y yo de frente, de forma tácita,
hemos jurado hacernos mutua compañía.
Por desgracia parece así será el presente
porque de momento no queda otra salida.

Más no importa: aunque es silente y fría,
ya me adapto a mi persistente conocida.
Ya vendrán tiempo mejores, se supone,
aunque justo ahora no veo que perfilan.

Junto a ella van en ronda esos fantasmas
de presencias cortas y promesas evadidas.
Vengan todas pues, juguemos a las cartas
para ver si juntas vencemos las desdichas.

Aún tengo dos ases ocultos en la manga:
letras que tercas al silencio no claudican
y mil musas que me llenan de confianza…

…de que, más cerca que lejano, algún día,
la soledad se muera y ocupes su casilla.

– Álex Padrón, agosto 2020

Si llegaste hasta aquí, pues dame un me gusta, ¡bien sabes que es verdad! O compártelo en tus redes sociales, para que tus amigos se enteren. O rebloguéalo.

Pero si realmente te gustan mis poemas, anímate a apoyarme en serio y compra mis cuadernos de poesía:

Los mapas del tiempo, Editorial Primigenos 2019

El rosario del hombre de ceniza , Editorial Primigenos 2020

Thanatos y Eros, Editorial Primigenos 2021

.

1 comentario en “Contrato obligatorio”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba
A %d blogueros les gusta esto: