Contrato obligatorio

.

Mi soledad y yo de frente, de forma tácita,
hemos jurado hacernos mutua compañía.
Por desgracia parece así será el presente
porque de momento no queda otra salida.

Más no importa: aunque es silente y fría,
ya me adapto a mi persistente conocida.
Ya vendrán tiempo mejores, se supone,
aunque justo ahora no veo que perfilan.

Junto a ella van en ronda esos fantasmas
de presencias cortas y promesas evadidas.
Vengan todas pues, juguemos a las cartas
para ver si juntas vencemos las desdichas.

Aún tengo dos ases ocultos en la manga:
letras que tercas al silencio no claudican
y mil musas que me llenan de confianza…

…de que, más cerca que lejano, algún día,
la soledad se muera y ocupes su casilla.

– Álex Padrón, agosto 2020

Si llegaste hasta aquí, dame un like (que sé que ta ha gustado). O déjame un comentario. O comparte esta entrada en tus redes sociales, para que otros me conozcan. Pero si realmente quieres ayudarme, puedes comprar alguno de mis cuadernos de poesía. Los enlaces para hacerlo están acá abajo:

Los mapas del tiempo, Editorial Primigenios 2019

El rosario del hombre de ceniza, Editorial Primigenios 2020

Thanatos y Eros, Editorial Primigenios 2021

La disyuntiva de la margarita. Revista Azahar 82, 2022

.

1 comentario en “Contrato obligatorio”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Únete a la tropa!

Scroll al inicio
Ir arriba
A %d blogueros les gusta esto: