Brotarán espinas

.

No es que las desee, pero me prevengo
de tantos dolores que están al acecho:
es hora que muestre mi lado más negro
y cultive espinas para este, mi pecho.

Fieras furias frías van a poseerlo
porque está desnudo, porque es ingenuo,
porque se alimenta de las esperanzas
cuando todo clama que tenga gran miedo.

Ya roto mil veces, mil veces compuesto,
necesita cien púas para herir los dedos
de arcanas arpías atentas que en ruedo
siempre lo codician y quieren romperlo.

¿Tal vez las astillas de otros encuentros
le sirvan de muro para sus esfuerzos?

Pero él reniega, no piensa, es honesto
para los perdones y miente en los rezos
cuando se promete que nunca en la vida
dejará engañarse, ni será tan necio.

Aunque él implore que no le haga eso
una cota de malla con pinchos le tejo.
Para que no llore tristezas que puedo
ahorrarle con zarzas y con duro acero.

Y si ves mañana que marcho guerrero
trata de apartarte, porque rajo y hiero:
no puedo entregar este pecho mío.
Brotarán espinas, las que hoy no tengo.

-Álex Padrón, agosto 2021

Reto, Parómeon.


Si llegaste hasta aquí, pues dame un me gusta, ¡bien sabes que es verdad! O compártelo en tus redes sociales, para que tus amigos se enteren. O rebloguéalo.

Pero si realmente te gustan mis poemas, anímate a apoyarme en serio y compra mis cuadernos de poesía:

Los mapas del tiempo, Editorial Primigenos 2019

El rosario del hombre de ceniza , Editorial Primigenos 2020

Thanatos y Eros, Editorial Primigenos 2021

.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba
A %d blogueros les gusta esto: