Remendón

.

Si me ves llorando, no debes alarmarte:
es posible que me duelan las puntadas.
Pero no por ello dejo de arreglarme,
porque eso bien lo vales, mi esperanza.

Ya veremos hasta cuándo y hasta dónde
resisten estos hilos que aún se zafan.
Sé que habrá algún trocito que se pierda,
más espero que el total sea más que nada.

Tú, confía: en coser tengo experiencia,
aunque el ojo a ratos tiembla, aunque falla,
no cejaré de enhebrar ortigas en la lezna
ni gritaré en los pespuntes ni lazadas.

Solo dame un breve tiempo de remiendo
y sécame bien mis ojos con la almohada.
Ten en cuenta que entre ratos de zurcido
me detengo a pespuntar también tu alma.

–Álex Padrón, enero 2021

Si llegaste hasta aquí, pues dame un me gusta, ¡bien sabes que es verdad! Y compártelo en tus redes sociales, para que tus amigos se enteren. Y rebloguéalo: todo eso es gratis pero ayuda mucho.

Pero si realmente te gustan mis poemas, anímate a apoyarme en serio y compra mis cuadernos de poesía:

Los mapas del tiempo, Editorial Primigenos 2019

El rosario del hombre de ceniza , Editorial Primigenos 2020

Thanatos y Eros, Editorial Primigenos 2021

.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba
A %d blogueros les gusta esto: