Una vela de réquiem

.

Se diluye tu voz en el agua
y luego el viento, que ya no es mi amigo,
me confirma que ha muerto el perfume:
lo ha exiliado de un solo soplido.

No creía que poder olvidarte
fuese empeño de un solo latido.
Mas el tiempo es brutal e insolente
y no entiende de amores perdidos.

Ya veremos si algún día recuerdo
esas glorias que no dudo o discuto.
O si en cambio, recuerdo dolores
por igual dispensados como recibidos.

De momento, te enciendo una vela
en plegaria por todo el tiempo vivido.
Ve a engrosar mi rincón de fantasmas.
Ve a vivir, aunque no lo hagas conmigo.

–Álex Padrón, enero 2023

Si llegaste hasta aquí, dame un like (que sé que ta ha gustado). O déjame un comentario. O comparte esta entrada en tus redes sociales, para que otros me conozcan. Pero si realmente quieres ayudarme, puedes comprar alguno de mis cuadernos de poesía. Los enlaces para hacerlo están acá abajo:

Los mapas del tiempo, Editorial Primigenios 2019

El rosario del hombre de ceniza, Editorial Primigenios 2020

Thanatos y Eros, Editorial Primigenios 2021

La disyuntiva de la margarita. Revista Azahar 82, 2022

.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Únete a la tropa!

Scroll al inicio
Ir arriba
A %d blogueros les gusta esto: