50 posts: ¡eso es una bicoca!

.

Pues recibo la agradable sorpresa de que mi página personal, La Choza de Crixus, ya ha llegado a la augusta cifra de 50 posts publicados.

Parecería mucho, pero no lo es… teniendo en cuenta que lo inauguré en Mayo del 2008. Mucho tiempo ha pasado, ¡muchísimo!, y ya 50 entradas en 12 años no suena tan espectacular.

Sería algo así como un post cada 87 días. Pero, como diría el filósofo José Ortega y Gasset en las Meditaciones del Quijote, yo soy yo y mis circunstancias.

Luego de inaugurarlo durante una visita de trabajo al Reino Unido, no volví a tener acceso a internet hasta el 2015. Luego, lo “redescubrí” —léase que me acordé del password— justo en Septiembre de este año.

La persistencia del blogueo

Gracias al hospedaje vitalicio de WordPress.com, me alegré mucho ver como algunas de las entradas iniciales seguían aportando visitas durante todos estos años. Esto fue un buen aliciente para poner el hombro y relanzar el blog, ahora mi base permanente de operaciones como autor y mi catauro personal de intereses y reflexiones.

Ayudó mucho en la decisión el hecho de que en estos años de ausencia me he dedicado de lleno a la escritura, y he logrado por fin domar mis musas para que cuando lleguen me encuentren trabajando. Así, entre reflexiones, cuentos cortos, poemas y artículos más o menos serios he llegado sin darme cuenta a las 50 entradas.

No digo que publique a diario —aunque trato—, pero pretendo hacerlo de forma regular… como si fuese una columna. Lo que sí es claro es que el tráfico y los lectores se están apilando, así que seguiré persiguiendo el sueño de todo escritor: ser leído por el mayor número de personas.

La Choza de Crixus en números:

Vistas: 10 K

Visitantes: 6 779

Seguidores: 812

Promedio de “Me gusta” por entrada: 4.2

Países desde dónde más me leen:

Cuba/ EEUU/ España/ Argentina/ México

10 Entradas más populares:

Empingao: una palabreja con muchos usos

Facebook y la fiesta del guatao

Guía no tan rápida para escribir microrrelatos

Las cosas que damos por sentadas

¿Nueva normalidad? No me jodas

El oficio de escritor freelance: escribir más, ganar más

La magia del silencio incómodo

El sesgo de la supervivencia (Parte I)

La era del ofendido

El sesgo de la supervivencia (Parte II)

Despedida y promesa

Y está bueno ya de facilismo, que este post está rozando ya con el autobombo. Mejor te prometo seguir trabajando para hacerlo cada día mejor, más divertido y también más profundo.

Te invito también a descubrir no solo los 50 posts de marras, sino también que navegues el menú y mires las páginas. Recuerda que mi mejor aliciente y orgullo es que me des la alegría de leerme, así que cualquier “Me gusta” o un comentario me animan a seguir adelante.

Muchas gracias por leer y ¡nos vemos muy pronto!

.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba
A %d blogueros les gusta esto: