Dame solo el tiempo justo

.

Dame solo el tiempo justo

Quiero hoy que al fin hablemos por lo llano:
no te sientes, que la cama es la perfecta
plataforma en que decirnos en el rostro
las verdades que nos duelen, las más perras.

Bien yo sé que siempre tú me has apoyado.
No lo escondo: muchas veces mis piruetas
te sorprenden, y reclamas de un pasado
más tranquilo, con más paz y menos juergas.

En mi defensa, hoy te digo que sin dudas,
no te aburro, y cuando llaman a la puerta
somos tú y yo dos danzantes glamorosos
que se entregan al amor, y a lo que venga.

No me duelas, que sin ti no puedo hallarme.
Necesito que hoy te empines y te crezcas
y a pesar de los pesares que aún te traigo
me agradezcas con tu altiva y real fuerza.

Mi valquiria desafiante que hoy elige
elevarme más allá de mi simpleza:
sin tu guía no seré más que un gusano
arrastrándose de panza a la cuneta.

Solo espera un poco más para rendirte.
Acompáñame, por Dios, hasta la reja
y que entre ese sol tan sabio en artes
de masajes, de fricciones y recetas.

Ya lo sé: no me sobran alboradas,
y bien sé de soledades y tristezas.
Pero hoy quizás sea el día de compañas.
No me falles, columnita, no me duelas.

Álex Padrón, Febrero 2021

Y recuerda: si ya has leído hasta aquí, un “me gusta”, un “compartir” o un comentario no cuestan… pero estimulan.

.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Únete a la tropa!

Ir arriba
A %d blogueros les gusta esto: