Difracciones y reflexiones

.

¡Cómo me gusta la chica en el espejo!
Ella se arregla el flequillo sin prisas
mientras yo la detallo, con toda lujuria.

La del espejo creo que sabe
que la estoy mirando, porque sonríe
mientras su gemela protesta por el sudor
y la falta de maquillaje.

Ella no se inmuta con las muecas,
sino que me mira con ojos soñadores
mientras yo agradezco al cristal y al azogue
por la oportunidad, sin mareos ni alcoholes,
de admirarla doble y desde todos los ángulos.

Así que me gusta la copia en el espejo…
creo que es lo que más puede acercarse
a mi querida original.

Solo que es zurda,
y por ese simple detalle en que difiere,
¡por ella no te cambio!

–Álex Padrón, julio 2022

Si llegaste hasta aquí, dame un like (que sé que ta ha gustado). O déjame un comentario. O comparte esta entrada en tus redes sociales, para que otros me conozcan. Pero si realmente quieres ayudarme, puedes comprar alguno de mis cuadernos de poesía. Los enlaces para hacerlo están acá abajo:

Los mapas del tiempo, Editorial Primigenios 2019

El rosario del hombre de ceniza, Editorial Primigenios 2020

Thanatos y Eros, Editorial Primigenios 2021

La disyuntiva de la margarita. Revista Azahar 82 (descarga gratis)

.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba
A %d blogueros les gusta esto: