Soplando sueños

.

Sin mitones ni vitrales me dedico
a una ingrata tarea: moler vidrio.
Ya veremos, si al final de los finales
es valioso hacer mi vida un estropicio.

Con el polvo que me queda en el mortero
crearé estatuas, y botellas, y frasquitos
listo ya para el perfume o el veneno:
mi tarea es el forjarlos, no vivirlos.

Allá tú con tu condena si en mi arte
vas creando las cadenas y los cirios
para hundirte poco a poco entre la bruma:
soy conducto y herramienta, no soy sino.

De momento, seguiré firme entre crisoles,
mezclaré cosas sublimes, también ripios.
Yo prefiero sorprenderme en cada obra
que montarme mil cadenas para el timo.

Y si ves que mi trabajo no merece
tu alabanza, tu sorpresa o tus gemidos
yo te invito a que te vayas para siempre
y te olvides si algún tiempo coincidimos.

Quien no quiere ver el arte en lo imperfecto
no merece aproximarse a lo divino:
yo me quedo en mis matraces y mis llamas,
vete tú a caminarte tu camino.

–Álex Padrón, enero 2023

Si llegaste hasta aquí, dame un like (que sé que ta ha gustado). O déjame un comentario. O comparte esta entrada en tus redes sociales, para que otros me conozcan. Pero si realmente quieres ayudarme, puedes comprar alguno de mis cuadernos de poesía. Los enlaces para hacerlo están acá abajo:

Los mapas del tiempo, Editorial Primigenios 2019

El rosario del hombre de ceniza, Editorial Primigenios 2020

Thanatos y Eros, Editorial Primigenios 2021

La disyuntiva de la margarita. Revista Azahar 82, 2022

.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Únete a la tropa!

Scroll al inicio
Abrir chat
1
¿Hablamos?
Hola 👋
¿En qué puedo ayudarte?
A %d blogueros les gusta esto: