Tu nombre y el mío

.

Susurrando tu nombre me he dado cuenta
que apenas recuerdo de él cada letra.
Resuena tan lejos, ausente, vacío…
tal vez sea hoy tiempo de darle una vuelta.

Lo escribo en papel, porque así mismo era
como me contabas de tu puño y letra
lo que me querías con palabras tersas,
quizás no cuidadas, pero sí sinceras.

Ahora que lo veo, tu nombre me tienta
a volver a tus pasos sonando en la acera,
las salidas breves, las miradas lentas
y los besos fugaces entre la alameda.

Tu nombre y el mío aquel tiempo eran
adorno culpable de más de una cerca,
encuentro fortuito, pareja perfecta,
suspiros- gemidos de una noche eterna.

Pero por desgracia lo que pronto llega
tiende a escaparse con la misma estela
de cometa helado que a la Tierra premia
con un solo atisbo de eternidad plena.

Así que una llama a tu nombre quema
y dejo en cenizas mi nostálgica esquela:
mi pequeña pira devora las letras
de tu bello nombre, que en susurro queda.

–Álex Padrón, El rosario del hombre de ceniza,
Editorial Primigenios, 2020

Si llegaste hasta aquí, pues dame un me gusta, ¡bien sabes que es verdad! O compártelo en tus redes sociales, para que tus amigos se enteren. O rebloguéalo.

Pero si realmente te gustan mis poemas, anímate a apoyarme en serio y compra mis cuadernos de poesía:

Los mapas del tiempo, Editorial Primigenos 2019

El rosario del hombre de ceniza , Editorial Primigenos 2020

Thanatos y Eros, Editorial Primigenos 2021

.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba
A %d blogueros les gusta esto: