¿Cómo nació la Quiropráctica? Una fábula con moraleja

.

La Quiropráctica o Quiropraxia es una rama sanitaria perteneciente a la Medicina alternativa. Ofrece un alivio sin fármacos a un grupo de dolencias que incluye dolores de espalda, cabeza, molestias musculares y muchas más.

Aunque muchos la hayan acusado de pseudociencia, la quiropráctica lleva 120 años al servicio de la salud y es la tercera profesión sanitaria más demandada, luego de la medicina general y la ortodoncia.

El humilde origen de la quiropráctica

Corría el 18 de septiembre del año 1895 en la ciudad de Iowa, y el conserje Harvey Lillard se lamentaba de su suerte. Hacía pocos días se había levantado casi sordo, y ninguno de los médicos a los que acudió encontraba la razón.

Desesperado, le preguntó al apicultor Daniel David Palmer, que tenía una oficina en su edificio, si podía ayudarle. Palmer no era médico, pero sí un hombre con fama de sabio que conocía mucho de religión y métodos de curación, y él no tenía nada que perder.

Daniel revisó a Harvey, y lo único anormal que notó fue un bulto en su cuello. Pero, ¿qué tenía que ver la columna con la audición? Aun así, pidió permiso al conserje para tratar de poner la vértebra en su lugar.

Luego de empujar el hueso a su sitio, Harvey de inmediato escuchó el golpeteo de los carros del tranvía, tres pisos más abajo. Tras unos minutos, había recuperado completamente la audición.

La caridad elevada a nivel de ciencia

Daniel David Palmer se sorprendió de la milagrosa recuperación del conserje y se decidió a estudiar a fondo la razón de tal prodigio. Luego de otras muchas pruebas, llegó a la conclusión que manipulando y realineando los huesos de la columna vertebral, no solo se podía curar la sordera, sino aliviar muchos malestares comunes.

Palmer llamo a esas malas posiciones en las vértebras “subluxaciones”, y llegó a la conclusión que estas producían interferencias en el sistema nervioso y que eliminándolas se podían remediar todas las enfermedades.

Por supuesto, esta idea fue una exageración debida al entusiasmo y la convicción en su método. Pero en día parte de las ideas de Palmer son aprobadas por ramas como la Neurociencia, la Psiconeuroinmunología y la Epigenética.

Así, durante 120 años la quiropráctica nos ha ayudado a lidiar con dolores cervicales, de ciática, crónicos, posturales y muchos otros; sin efectos secundarios, fármacos ni procedimientos invasivos.

Moraleja: ayuda a quien sufre, no importa cuán humilde sea. No sabes cuantas maravillas pueden derivarse de un simple acto.

.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba
A %d blogueros les gusta esto: