Cuento

El último recurso*

Con esta noche, ya son tres. Tres días que la pobre Olga está desaparecida. La vida se mueve en grupos de a tres: tres minutos para tomar la próxima bocanada de oxígeno, tres días para vivir sin agua, tres semanas para resistir sin comida. Tuvieron el tiempo del agua para encontrar a Olga, y han fallado…

Siniestro

Caminó por el borde la autopista, aunque en rigor a la verdad habría que decir que se tambaleó como si estuviera borracho. Se sentía más fatigado y nervioso que…

Llamada

¿CF?¿Terror? Este relato es tan atemporal e inquietante que bien puede estar sucediéndote justo ahora…

Cazador

—¡Maldito seas, Detri, por llevarte a mi hijo! Le mataste porque era mejor que tú, porque la orina negra de la envidia corría por tus venas… ¿Por qué no seguiste la ley de Clan? Si le hubieras dado la oportunidad de defenderse, te habría matado.

El loco de la mata de coco

Sí, así es, ese soy yo. Tres aseveraciones para tres grandes mentiras. En primer lugar, no es “la” sino “las”, son cuatro. En segundo las matas de cocos no existen: el cocotero no es una mata, es una palmera. Además, estoy perfectamente cuerdo…

La cacería

La muchacha corría por el basurero. Aunque ya no oía los gritos de sus perseguidores los sabía allí, tras su huella, siguiendo de cerca sus pasos. Cien veces se había sentido igual…

El guardián de estrellas

Este cuento de terror cósmico tiene la bicoca de 22 años de antiguedad…pero saltó del baúl de los recuerdos para refrescarme de que este género no se me da tan mal. Ojalá y ustedes piensen igual.

¡Únete a la tropa!

Scroll al inicio
Ir arriba