12 pasos necesarios para encontrar editoriales tradicionales

.

Incluso para quienes ya tenemos libros publicados, la idea de encontrar nuevas editoriales tradicionales para nuestras obras nos da un poco de miedo. Porque este es un proceso largo, ingrato y la mayoría de las veces los resultados no son buenos… pero, al mismo tiempo, es ineludible si deseas que los lectores accedan a tu obra.

Puede que estemos buscando mejoras en nuestros contratos, o una editorial adecuada para el nuevo material que hemos preparado. O quizás —y ojalá y sea el caso— seamos tan productivos que escribamos más de una novela al año (porque ninguna, pero ninguna editorial te va a publicar dos o tres novelas anuales, así te llames Stephen King). Pero la búsqueda y captura de editoriales tradicionales necesita que des unos cuantos pasos inteligentes y necesarios si deseas tener éxito.

Analicémoslos juntos:

Un manuscrito debe ser completo y pulcro

Y con pulcro no me refiero a borrones, sino que debe estar bien escrito, sin errores ortográficos y ser una historia coherente y bien contada. Lo ideal en estos casos es que contrates un informe de lectura editorial y luego otro de corrección y estilo, si quieres aumentar tus posibilidades.

Algunas editoriales tradicionales puede que acepten una obra sin terminar, pero normalmente esto solo sucede si el autor es ya una figura establecida.

Encuentra editoriales tradicionales adecuada

En especial, que publiquen el género en que se clasifica tu novela. Puede que tu obra sea genial, pero si el género no es del interés de la editorial, ni se tomará el trabajo de evaluarla. Ya que estás en ello, corrobora también que sean editoriales tradicionales, no de coedición o de autopublicación.

Lee y cumple con las directivas de envío

Las editoriales rtadicionales que aceptan manuscritos tienen por lo general guías que indican como gustan de recibir las obras a evaluar. Respeta sus directivas y no peques de insistir mucho por una rápida respuesta. El tiempo de evaluación suele ser superior a los tres meses, durante los cuales te aconsejo paciencia (y que los uses para seguir escribiendo).

Una vez más, sé obediente

Antes de enviar el manuscrito, asegúrate una última vez que cumples con los estándares de la editorial al pie de la letra. Muchos manuscritos se rechazan de base porque sus autores se muestran caprichosos a la hora de entregar sus obras, insistiendo en esa portada genial que se han inventado (y que ninguna editorial tradicional va a aceptar) o en adornar el texto con tipografías exóticas (que encarece el coste de maquetación e imprenta).

Cuida tu carta de presentación

No es imprescindible, pero el editor va a agradecer que te presentes y hables un poco de tu manuscrito antes de sumergirse en su lectura. Esta carta de presentación es tu primera oportunidad de interesarle por la obra, así que sé prolijo y directo.

¿Hay feria de libro? Habla con tu futuro editor

Las ferias del libro son buenos espacios para acercarse directamente a las editoriales en primera instancia. Busca aquellos puestos que estén presentando libros dentro de la categoría de tu manuscrito y habla con los que los venden. También es una excelente oportunidad para tener una idea de la calidad final de impresión que tendrá tu manuscrito.

Infórmate en talleres y cursos de escritura

Además de los beneficios obvios que estos tendrán en tu estilo, es una buena oportunidad para socializar e incluso conocer editores.

Usa tu red de contactos

Comoquiera que sea, una editorial no es una entidad con vida propia, sino que depende de los individuos que la componen. Si tienes algún contacto —familiar o amistoso— con alguien que trabaja en el mundo editorial, pídele ayuda. También vale hacer amigos a través de las redes sociales: ellos también pueden recomendarte para encontrar editorial.

Persigue concursos y premios

Sí, se sabe que algunos están amañados y todos dependen de los criterios subjetivos del jurado que evalúa las obras. Pero los premios y concursos siguen siendo la forma más expedita de lograr que tu manuscrito se publique. Incluso si no ganas, tu obra puede interesar a alguno de los miembros del comité seleccionador.

Apóyate en un agente literario

Aunque estos son tanto o más difíciles de encontrar que las grandes editoriales dispuestas a publicar tu obra (y pagarte por ello), también son una gran ayuda y puerta de entrada al mundo editorial. Un agente literario te cobrará un porciento de tus ganancias, pero se ocupa desde colocar tu libro en la editorial correcta hasta negociar el contrato más ventajoso posible. Su paga va en ello.

Ten paciencia… mucha

Conseguir una oportunidad editorial no es algo expedito: puedes tardar meses y hasta años en publicar esa genial novela que tienes en las manos. Y será rechazado una y otra vez por motivos que no siempre el editor se molestará en explicarte.

Nunca te rindas

Un rechazo o que no ganes un premio no es indicativo de que tu trabajo no tiene calidad. Sencillamente, es que has tocado a la puerta equivocada. Piensa en cuantos intentos fallidos tuvieron que sufrir autores ahora reconocidos como Stephen King o J.K. Rowling antes de ser los gigantes que ahora son.

Espero que estos consejos te sean útiles. Pero recuerda: no tienes que recorrer el camino del escritor tú solo. Puedes contactarme si deseas ayuda con tu obra, o solicitar los servicios que te ofrezco más abajo:

O, mínimo, puedes apoyarme compartiendo esta entrada para que otros se beneficien con ella.

Y, si aún no te has suscrito a mi sexy sitio, ¿a qué esperas? Déjame tu dirección de correo y así te aviso cada vez que publique:

.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Únete a la tropa!

Scroll al inicio
Ir arriba
A %d blogueros les gusta esto: