Taller 9

La primera impresión que me causó el señor T, petulante y autosuficiente en la alberca sucia de propios méritos, no fue para nada favorable. Como vivo convencido que no hay segundas oportunidades de causar primeras buenas impresiones, mentalmente le colgué el cartel de charlatán a su recuerdo.

La habitación era claramente siniestra, valga el oxímoron. El cielorraso parecía estar a tal altura que solo podría alcanzarse utilizando un avión y la población de arañas…

Sirva este ejercicio para Taller 9 como mi modesto homenaje al Día Internacional del Libro y la Lengua Española.

Caminó por el borde la autopista, aunque en rigor a la verdad habría que decir que se tambaleó como si estuviera borracho. Se sentía más fatigado y nervioso que…

Hubiera deseado no involucrarse en tan tremenda responsabilidad, pero la oferta era tentadora y no estaba en condiciones de rechazarla. Sin embargo, tenía claro que el comienzo iba a ser antojadizo, irreverente y sorpresivo; al menos eso leyó en el libro en blanco, el que recibió junto con los escarabajos revestidos de piedras preciosas.

Scroll al inicio