Adiós, 2022… y gracias por el pescado

.

Me disculparán que demorase un par de días en hacer el resumen del año que terminó, pero preferí festejar el fin del 2022 sin vanagloria. Esa toca ahora porque ¡hey!, creo que es importante darse una palmada y un auto abrazo cuando se ha trabajado tanto.

Aunque este es un proceso que viene andando desde el 2020, en que realmente comprendí la importancia de tener una página de autor, el pasado 2022 puedo decir que ha sido el salto cualitativo de La choza de Crixus.

Lo que inició como un experimento en el ya lejano 2008 en Cardiff, UK, es ahora un hecho y un empeño que muchas alegrías me ha reportado. Alguna tristeza también, claro está.

Razones para festejar

Sí, la pandemia, el confinamiento y la necesidad de romper el silencio han tenido muchísimo que ver como motor impulsor para echarle ganas a mi sitio. Pero, eliminadas ya estas causas, el impulso se va alimentando con muchas otras pequeñas. Una de ellas, y no pequeña, es la posibilidad de tener mi propio dominio.

Pero, como todas las cosas buenas, la independencia viene con un precio. En este caso, sacrificar los 949 seguidores que tenía mi antigua página, además de las 23 075 visitas que había acumulado.

O sea, hacer borrón y cuenta nueva. Por lo menos en teoría no tenía que perder el posicionamiento de mis artículos en Google, porque pagué (esa letra pequeña de wordpress.com) para que se estableciera una redirección hacia el nuevo sitio.

En fin, que las cosas se desaceleraron antes de volver a ponerse en marcha. Pero de a poco nos vamos reponiendo:

Como se puede apreciar, no pude repetir las tasas de visitas a la página de antaño (entre 1000 a 1200 al mes), pero tampoco la disminución fue tan marcada. De mis antiguos seguidores he recuperado (o se han incorporado frescos) 803, que para ocho meses de trabajo no está nada mal.

¿Ventajas? Enormes. Además de decidir mi propia plantilla y los plugins que utilizo, tener dominio propio me ha permitido implementar una pequeña tienda dónde puedo comercializar directamente productos que me ayudan a costear los gastos de la página, así como un sistema de donaciones que me permite otro tanto.

Tampoco me ha decepcionado mi tropa de Facebook, con 1208 seguidores para Álex Padrón: Escritor y 1441 mus@s en mi página de poesía Álex Padrón: Látigo y Cascabel.

¿Conforme? Nunca.

¿Complacido? En extremo: saber que tantas personas me leen me impulsan a escribir, porque al fin y al cabo a mis lectores me debo.

Mi casa es tu casa

Yo felicito a aquellos que empuñan la bandera de que escriben para sí mismos. Yo hace rato que desistí de ello: es muy aburrido escribir para engavetar, y el camino seguro para que tus historias se pierdan en el vacío, o lleguen de forma póstuma. En lo personal, pienso que eso ni te ayuda a ti y muchísimo menos a mí.

Escribir es compartir. Reflexiones, consejos para escritores noveles, sentimientos embotellados en poemas, relatos cortos, alguna noticia ocasional sobre mi trote en el mundo editorial… En fin, un lugar seguro para que tú y yo conversemos. Porque, si nadie me lee, ¿cómo puedo llamarme escritor?

Otra forma en que crecemos juntos es a través de mis servicios, en el área editorial y también como creador de contenidos. Porque quien afirme que vive 100% de la literatura, o pertenece a la élite del 5% de los autores de renombre, o miente al descaro.

Así que sí, La choza de Crixus es mi casa, pero también la tuya: te invito a sentarte con un ánfora de vino a relajarte y reflexionar juntos. ¿Sobre qué? Bueno, estos han sido los artículos más populares en el 2022:

Claro, que hay mucho, mucho más. Pero estos temas son un buen lugar para comenzar a descubrir y, cómo dirían Bogart, que sea el inicio de una bella amistad.

Lo mejor del 2022

No puedo cerrar este artículo sin hablar de una de las plataformas más útiles que he trabajado en este año, y ese premio va para Bloguers.net. Este es el sitio perfecto para el bloguero en español, que te permite compartir tus contenidos con una comunidad que crece constantemente.

Si quieres saber más de ellos, dejemos que se presenten en su propia voz. Este excelente artículo puede despejar cualquier duda: ¿Qué leches es Bloguers.net?

Ojo, escalar en su ranking no es tarea de un día, pero con constancia y buen contenido se alcanza una visibilidad que de otra forma no tendrías. ¿Cuesta esfuerzo? Mucho, pero mis 14000 puntos de karma dicen que cualquier bloguero puede lograrlo.

El otro gran, GRAN descubrimiento del año, fue la plataforma Tropipay. Sencilla, potente y segura es la alternativa que necesitábamos para el cacareado (y prohibido para Cuba) sistema PayPal. Tropipay permite casi todo lo que hace PayPal, pero en euros y dentro de la más completa legalidad.

Te animo a que te registres, a ser posible utilizando este link https://www.tropipay.com/signup/0Wqe. Esto te identifica como un referido mío hacia la plataforma y me ayuda, sin que para ti represente ningún cargo adicional.

Si te parece que el contenido que ofrezco en mi sitio es valioso, te invito también a donar algo para su mantenimiento. No necesitas tener una cuenta en el sistema ni nada, y me ayudarías un montón.

Y cerrando el lazo

Para ya parar de darle a la chapa y hacer autobombo, algunas cosillas pendientes para el 2023.

Otras victorias durante el 2022: haberme consolidado como columnista en la revista Korad . Tener un dominio propio me ha permitido también tener un espejo de su repositorio, que tanta falta hacía luego de los fallos constantes de cubava. Así, pueden descargar todos sus números desde http://korad.alexpadron.es/

¿Cosas por hacer? Fortalecer mi presencia en Twitter, donde solo tengo 133 seguidores. E Instagram, que no me gusta mucho, pero entiendo de su valía.

Y seguir escribiendo, para tu alegría y la mía también. Así que feliz 2023 y mantengo la promesa de ir por más… aunque este pasado año ha sido, a pesar de los pesares, excelente para mi pequeña choza.

.

2 comentarios en “Adiós, 2022… y gracias por el pescado”

  1. Hola, Álex.
    En primer lugar, Enhorabuena por la nueva etapa, por los contenidos y por seguir ahí en la brecha.
    He seguido tu enlace al Tropipay, aunque no sé si lo usaré, dado que nadie en mi entorno lo tiene.
    Pero no está de más, quién sabe.
    Espero que el 2023 nos sigas trayendo jugosos artículos, relatos y poesías. Que te traiga muchas sonrisas y alegrías y que te regale muchos proyectos y deseos cumplidos.
    Un Abrazo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

¡Únete a la tropa!

Scroll al inicio
Ir arriba
A %d blogueros les gusta esto: