Ciencia ficción

En nombre de las ciencias sociales

La primera impresión que me causó el señor T, petulante y autosuficiente en la alberca sucia de propios méritos, no fue para nada favorable. Como vivo convencido que no hay segundas oportunidades de causar primeras buenas impresiones, mentalmente le colgué el cartel de charlatán a su recuerdo.

Scroll al inicio